Contra todo pronóstico, se ha llegado a una conciliación en relación a tres elementos del Paquete de Movilidad,uno de ellos relativos a los tiempos de conducción y descanso

 

Paquete de Movilidad

Los hilos que mueven la mecánica política del Parlamento Europeo hicieron que, la semana pasada, los eurodiputados se pusieran por fin de acuerdo. Lo cierto es que el acuerdo llegó en el último momento y contra todo pronóstico.

Pero, gracias a este acuerdo, se ha adoptado una postura común de negociación con el Consejo Europeo de Ministros relativa a tres elementos específicos del Paquete de Movilidad.

La Eurocámara ha autorizado las normas de trabajadores desplazados en el transporte por carretera gracias a 317 votos a favor, 302 en contra y 14 abstenciones.

 

 

Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo quiere que las normas de trabajadores desplazados sean aplicadas a los servicios de cabotaje y también de transporte fronterizo. Quiere también descartar el tránsito, las operaciones bilaterales, incluso si se amplía con una carga adicional en cada dirección, o ninguna salida para acumular dos cuando se regrese.

Por otro lado, la postura del Parlamento Europeo sobre los cambios en los tiempos de conducción y descanso ha conseguido la aprobación con 394 votos a favor, 236 en contra y 5 abstenciones.

 

 

Consolidar el regreso a casa

En relación a esto, los legisladores europeos quieren tener la confirmación del regreso a casa de los conductores para realizar un descanso normal, después de un período de cuatro semanas. Mientras que los descansos reducidos en ruta tendrán que realizarse fuera de la cabina, de conformidad con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

 

 

Acceso al mercado y cabotaje

Para finalizar, los eurodiputados también han llegado a un consenso en relación al acceso al mercado y las reglas de cabotaje. El resultado de la votación ha sido: 371 votos a favor, 251 en contra y 13 abstenciones.

Sobre el cabotaje, la Eurocámara se decanta por la sustitución de la regulación actual, que se fundamenta en el número de operaciones, por otra que se apoye en el límite temporal de 3 días con control del cruce de fronteras a través de los tacógrafos.

Asimismo, los eurodiputados aspiran al establecimiento de un período de enfriamiento, de 60 horas, en el país de residencia de la empresa. Ese espacio de tiempo se tomaría antes de volver a realizar cualquier tipo de operación de cabotaje, evitando así su realización sistemática.

El Parlamento también ha llegado a un acuerdo para incluir el uso del tacógrafo digital inteligente en la totalidad de vehículos que lleven a cabo transporte internacional. Este acuerdo sería para llevarse a cabo, como muy tarde, en 2024.

 

 

Fuente: Cadena de suministro