Más del 50% del presupuesto de los hospitales se destina a la atención y recuperación de lesionados por accidente de tráfico

 

Siniestros viales

En Guatemala, las muertes ocasionadas por los accidentes de tráfico son la segunda causa de muerte violenta. Y esto la coloca en la cuarta peor posición de todos los países latinoamericanos en siniestros viales, con un promedio de ocho víctimas mortales diarias.

 

 

Salud Pública

Esta situación es un problema de Salud Pública porque, además de los muertos y lesionados, existen guatemaltecos que durante toda su vida sufrirán las consecuencias de estos siniestros, dejando gran impronta en los bolsillos de las familias.

No debemos olvidar que esta situación también repercute en el Sistema de Salud Pública. Según estimaciones regionales, más del 50% del presupuesto de los hospitales se dedica a la atención y recuperación de los lesionados por accidentes viales. Estos lesionados llenan hospitales, congestionan la vía pública, al Inacif (Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala) y al Sistema de Justicia. Estas son las razones por las que el Estado debe intervenir con urgencia.

En 1996, el Congreso de la República de Guatemala decretó la Ley de Tránsito. Esta reglamentación se creó buscando el interés social y el bien común, también se quería garantizar el control del tráfico y la seguridad de los ciudadanos debido al uso excesivo y descontrolado de la vía pública.

 

 

Ley de Tránsito

En el artículo 4 de esta Ley queda establecido que es competencia del Ministerio de Gobernación, a través del Departamento de Tránsito, el ejercicio y aplicación de la misma ley.

Lamentablemente, durante 23 años el Departamento de Tráfico no ha conseguido resultados específicos en materia de seguridad vial; hay que subrayar el hecho que únicamente dispone de 7 patrullas para realizar controles de tráfico a nivel nacional.

No obstante, en estos momentos podemos identificar una gestión y dirección estratégica apropiada. Gracias a ella se ha evaluado con gran precisión el grave problema de seguridad vial para después reorientar su función según la ley que lo sostiene. Se ha recurrido también a la cooperación tanto nacional como internacional para impulsar y fortalecer la seguridad vial, obteniendo una respuesta positiva.

 

 

Foro Iberoamericano

Bajo este marco, se celebrará el Foro Iberoamericano “La Seguridad Vial un Problema de Salud Pública en Guatemala” los días 28 y 29 de mayo. A este evento acudirán expertos del sistema iberoamericano que quieren fundar el Consejo Nacional de Seguridad Vial para conseguir una cultura de prevención de accidentes.

Ante todo este esfuerzo por la prevención de siniestros viales, es de vital importancia la expresión social, básicamente a través de organizaciones no gubernamentales de víctimas de accidentes de tráfico. De todos aquellos que han sufrido las consecuencias de un accidente por la falta de atención a la seguridad vial, que han perdido a seres queridos y quieren contribuir con la sociedad.

El sector político también debe adherirse a este esfuerzo, sobre todo el Congreso de la República. Asignando inicialmente de manera urgente los recursos apropiados para esta materia tan importante. Haciendo que este problema sea una urgencia nacional, elevándolo a una Dirección del Ministerio de Gobernación o a un Viceministerio. Es necesaria la gestión rápida para que sea efectiva porque está en riesgo la vida de los guatemaltecos.

 

Fuente: La Hora