CAP

Hemos mantenido un encuentro con Emilio Sidera, Subdirector de Normativa del Ministerio de Fomento, en el que hablamos sobre la trayectoria del CAP, desde la aparición de la Directiva 2003/59/CE a la actual 2018/645, que dará paso a una nueva transposición.

Encuentro en el que conceptos como formación, profesionalización, calidad, flexibilidad, tecnología de la información (TIC), mejora o futuro fueron tratados en un contexto de análisis y progreso de un futuro inmediato, a la espera de la adaptación de la Directiva 2018/645 a nuestra nueva normativa.

Sin lugar a dudas, el factor humano juega un papel esencial dentro del desarrollo de la actividad de una empresa de transporte, suponiendo un importante coste que representa entre el 30 y el 40%.

La empresa es consciente de esto, y por eso podemos entender que, cada vez más, se apueste por un personal (conductor) profesionalizado.

Esta es la razón por la que la formación es una inversión estratégica y necesaria para lograr esos estándares de profesionalización, que el CAP evidenció, y continuará siendo una herramienta válida, aunque no única, para lograr esa profesionalización.

No será la única herramienta, en tanto en cuanto, ya contamos con la formación profesional reglada, los grados del transporte que, con sus 2.000 horas de formación, preparan a jóvenes para afrontar los retos de entrar y desarrollar su actividad profesional en un sector estratégico de nuestra sociedad.

Si a esto le sumamos la rebaja de edades en el acceso a los permisos de conducción, sin duda actuará como un resorte que impulse a esta formación profesional para ser una vía de acceso a la profesión, ya que permitirá que los jóvenes entre 18 y 21 años puedan acceder a ser conductores de mercancías o viajeros respectivamente.

Nuevo ROTT

Emilio Sidera comentó que en la modificación del nuevo ROTT, prevista para enero de 2019, ya se van a introducir algunas nuevas cuestiones de mejora del CAP previa a la transposición como la obligación que para la cualificación inicial se puedan realizar controles biométricos para  demostrar que el conductor ha seguido el curso adecuadamente.

La Dirección General de Transportes establecerá las especificaciones técnicas que deberán garantizar la seguridad y fiabilidad de dichos controles.

Pero antes de abordar el futuro, debemos pararnos y ver qué ha representado el RD 1032/2007:

Nace de la adecuación a nuestro marco normativo de la Directiva 2003/59/CE, y con el que se puso en marcha en nuestro país todo un sistema que, a día de hoy, ha permitido autorizar más de 4.300 centros, realizar más de 170.000 cursos y formar a más de 1,1 millones de alumnos (entre la formación inicial y la continua).

Entrevista

En palabras del Subdirector de Normativa “el Ministerio de Fomento está satisfecho” con el RD que ha resultado de la transposición, a la vez que son conscientes de que hay aspectos susceptibles de mejora.

 

¿Cuándo llegará la nueva transposición?

 

Si bien, la Directiva 2018/645 da de plazo a los países miembros hasta 2020 para realizar la transposición, el Ministerio de Fomento espera poder tenerla a lo largo de 2019, ya sea a través de una modificación del RD actual o de un nuevo RD más ambicioso.

En cualquier caso, todo hace pensar que 2019 será un año en el que el CAP tendrá una nueva reglamentación

 

¿Qué novedades nos traerá la nueva transposición?

La mayoría de las cuestiones ya están indicadas en la Directiva, y será el Ministerio de Fomento quien dará forma para encajarlas en nuestro sistema normativo.

Pero lo que no cabe duda es que, por parte de la administración, se quiere mejorar: la calidad de la formación, la de los profesores y, por ende, que los alumnos salgan mejor formados y con las suficientes competencias profesionales.

Una de las reflexiones del Subdirector ha sido la necesidad de continuar la línea de calidad de nuestros centros CAP, apostando por aquellos que impartan todas las formaciones a los conductores.

Por otro lado, también hablamos del e-learning, la posibilidad de convertir la formación en cursos semi-presenciales es una cuestión interesante, siempre que se pueda realizar de forma segura y no se falsee el sistema.

A su vez, se pretende revisar la mecánica de los cursos y exámenes homogeneizando el grado de dificultad en toda España, para ello se piensa informatizar los exámenes dotando al sistema de una mayor flexibilidad, evitando las convocatorias y dando uniformidad en todo el país.

Con este sistema se otorgaría la posibilidad de conocer los resultados obtenidos por los alumnos de cada centro, datos que podrían servir para determinar lo que ocurre en aquellos centros con un nivel de suspendidos que sea discordante con el resto, dando así la oportunidad de actuar en consecuencia.

Y esto nos lleva a una puntualización importante que hizo Emilio Sidera:

En la transposición se quiere resaltar y aclarar que la autorización de los centros CAP es de ámbito nacional y, por lo tanto, su actuación podrá ser en cualquier parte del país sin ningún género de dudas.

 

¿Qué novedades hay en cuanto a la formación Continua?

Una de las cuestiones de la que más se ha hablado desde la aparición del CAP es la posibilidad de dotar de formación práctica a la formación continua.

Y esta es una posibilidad que se podría analizar para aquellas cuestiones que mejoren la formación,  bien sea con vehículos o con simuladores.

También se exploraría si es necesario o no la realización de exámenes obligatorios o, en su caso, la implantación de una evaluación continua.

En cuanto a los contenidos, tanto en la formación inicial como en la continua, se deberán adaptar a las indicaciones de la Directiva 2018/645;

Se pretende que la formación continua, concretamente, se adapte a las necesidades específicas de los conductores con un mínimo de contenidos comunes.

Resumen

En definitiva, el encuentro con Emilio Sidera, Subdirector de Normativa del Ministerio de Fomento, fue muy productivo;

Destacaríamos la labor realizada desde la implantación del CAP, en 2007, hasta la actualidad por parte de todos los que integran el sistema: Administración, centros, formadores, alumnos, empresas, asociaciones y sindicatos.

Todos han ayudado a conseguir un buen sistema que ahora deberá ser modificado y mejorado con el objetivo de incrementar la calidad y conseguir conductores más profesionalizados.

 

Manuel Nogales Romero

Director Desarrollo

Etrasa