El estado del vehículo es uno de los factores que determinan los accidentes de tráfi

 

Salir en Semana Santa

Si piensas salir durante las vacaciones de Semana Santa, es importante que tu vehículo pase una Revisión Técnico-Mecánica (RTM); esta revisión permite que esté a punto. No obstante, si estás pensando en realizar un trayecto largo, en unas condiciones que no sean las habituales, lo mejor es que hagas una revisión extra, evitando así cualquier percance.

El Cesvi Colombia (Centro de Experimentación y Seguridad Vial) asegura que “uno de los factores que determinan los accidentes de tránsito es el estado mecánico del vehículo y que en el país se denomina ‘falla mecánica’. Aunque del conductor depende velar por las condiciones óptimas de circulación (cuya omisión también debería considerarse como ‘falla humana’), en un muy bajo porcentaje pueden ocurrir daños mecánicos inesperados que conllevan al accidente”.

 

 

Datos Cesvi

Según datos del Cesvi, de los siniestros de tráfico que se dieron en 2018 y dejaron fallecidos 2.900 tienen una hipótesis posible de fallo mecánico. Aunque este valor apenas supone el 3% del total, deben ser disminuidos.

Con la Revisión Técnico-Mecánica los conductores de vehículos particulares pueden tener constancia de que sus vehículos cumplen con las condiciones técnicas que garantizan su seguridad, teniendo en cuenta cuáles son aquellas piezas que pueden verse afectadas con facilidad y llevar a una incidencia en la vía.

 

 

¿Qué se hace en la Revisión Técnico-Mecánica?

En el Código Nacional de Tránsito (Ley 769 de 2002) se estableció la figura de los Centros de Diagnósticos Automotor (CDA), además de la exigencia de estar en posesión del certificado de revisión vigente.

En la RTM se revisan 10 parámetros que son los siguientes:

Estado de la carrocería. Dejando a un lado la estética, el vehículo debe contar con un cuidado mínimo ya que muchos de los elementos externos del coche realizar funciones de seguridad.

Emisión de gases y elementos contaminantes. Tanto el funcionamiento como la combustión del motor han de cumplir los estándares específicos que cuiden el medio ambiente y no afecten a la calidad del aire.

Funcionamiento de sistema mecánico. Los centros de diagnósticos automotor han de revisar el sistema mecánico de suspensión dirección y motor y transmisión.

Sistema eléctrico y conjunto óptico. Deben controlarse los elementos que se centran en la seguridad mientras se conduce: fijación y existencia de espejos laterales, encendido de luces, iluminación, farolas, stop y direccionales.

Eficiencia del sistema de combustión interna. Tal como se indica en el artículo 51 de la Ley.

Elementos de seguridad. Si el vehículo cuenta con plumillas, cierre de puertas, sillas y sus anclajes y cinturones de seguridad y si estos elementos están en buen estado.

Sistema de frenos. Revisión completa de este sistema, tanto de manera visual como de su eficiencia a través de un dinamómetro. Se verifica también la ubicación del pedal, el estado del servofreno y la existencia de pérdidas de líquidos, entre otros elementos.

Ruedas del vehículo. Como es el único elemento que se encuentra en contacto con la calzada, la revisión se centra en su estado y se comprueba la existencia de fisuras en llantas, el aspecto de los pernos y cómo están los neumáticos en relación a la profundidad del dibujo (>1,6 mm), resaltos y deformaciones, entre otros.

Funcionamiento puerta de emergencia. Este parámetro evalúa los vehículos que realizan servicio público, se analiza y comprueba la salida de emergencia, valorando los riesgos al estar dentro del habitáculo.

Dispositivos para el cobro de la prestación del servicio. Este parámetro se aplica a vehículos como taxis y se comprueba que no se encuentren falseados.

 

 

¿Cada cuánto realizaremos la RTM?

La normativa colombiana establece una revisión de los vehículos particulares de manera anual a partir del sexto año de su matriculación. Tanto los vehículos nuevos de servicio público como las motocicletas y similares deberán realizar la primera revisión técnico-mecánica y de emisiones contaminantes cuando se cumplan dos años de su fecha de matrícula.

A pesar de estas fechas, no hay que confiarse porque el vehículo puede presentar desgaste y daños antes de estos períodos de revisión. Por esta razón, el Cesvi Colombia recomienda realizar revisiones antes de viajar en Semana Santa porque la clave radica en el mantenimiento, evitando así una “falla mecánica” que lleve al accidente.

 

 

Fuente: enter.co