A consecuencia del rescate del Estado, el ahorro medio en las vías de peaje podría ser de un 25,6%, según indica un estudio de AEA

 

Estudio de AEA

Los desplazamientos por carretera realizados en autopista ofrecen rapidez y seguridad. El principal obstáculo para que los conductores las utilicen con mayor frecuencia es el precio de los peajes; aunque esta circunstancia está mejorando de una forma relevante este año después del rescate que han vivido algunas de ellas por parte del Estado.

A esta conclusión ha llegado el estudio de AEA (Automovilistas Europeos Asociados) en previsión de la llegada del período vacacional de verano y en el que se calcula que el descenso medio de las autopistas de peaje en España llegará al 25,6%. A esta situación ayuda la liberalización de las radiales de Madrid, R-2, R-3, R-4 y R-5; la M-12 del aeropuerto de Madrid-Barajas; la circunvalación de alicante AP-7; el tramo de esta misma AP-7 entre Cartagena y Vera, además de la depreciación de las tarifas en la AP-36 (Ocaña-La Roda) y AP-41 (Madrid-Toledo).

A la R-4 (Madrid-Ocaña) le corresponde el ahorro más destacable: en 2019 su precio ha bajado un 42,5% en relación al año anterior. Asimismo, sobresalen las rebajas de la R-2 (Madrid-Guadalajara) del 32,4% y de la M-12, que comunica la capital con su aeropuerto, del 27,7%.

También se informa desde la AEA que los usuarios podrán obtener notables descuentos si utilizan en las autopistas rescatadas dispositivos electrónicos de pago (ViaT), incluso podrán circular gratis por ellas entre las 0:00 y las 6:00 horas.

 

Desigualdad en las tarifas

La Asociación acusa la existencia de diferencias de precio que alcanzan el 660% entre 39 autopistas de peaje del territorio nacional, alguna con una longitud de 294 kilómetros, como la AP-68 entre Bilbao o Zaragoza, o escasamente los 5 kilómetros de los túneles de Artxanda, en las proximidades de Bilbao.

El túnel del Cadí (Girona) es la autopista que se alza con el premio al peaje más caro de España; su coste es de 0,40 euros por cada uno de los 29,7 kilómetros que la constituyen. Estas infraestructuras acostumbran a ser las más gravosas para los conductores, como lo avalan los 0,26 euros del túnel de Vallidriera (Barcelona) o los 0,24 céntimos de los túneles de Artxanda mencionados más arriba.

Por otro lado, los 28 kilómetros entre Puxeiros y Baiona (Pontevedra) tienen un precio de únicamente 0,06 euros, lo que quiere decir 6,6 veces menos que el más caro del Cadí. Del mismo precio es la autopista entre Madrid y Ocaña, y de un céntimo más son las de Bilbao-Santurtzi, A Coruña-Carballo, Sevilla-Cádiz, Ocaña-La Roda, Madrid-Guadalajara y Madrid-Toledo.

autopistas de peaje
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

Otro elemento que hay que señalar del informe de AEA está relacionado con la diferencia de precio entre los peajes según el momento en que estos sean utilizados. Es lo que sucede con 11 de las 39 autopistas que se han estudiado, sus tarifas se ven alteradas en función de la hora, del día o del mes del año en que sean transitadas, incrementándose el precio de los tramos de mayor afluencia de usuarios.

El tramo León-Astorga de la AP-71 cuesta tres veces menos en horario nocturno, de 23:00 a 7:00 horas, que el resto de la jornada. En los túneles de Artxanda el precio casi se duplica en los días laborales en relación a los fines de semana: de 1,20 a 0,72 euros.

En relación a las subidas estacionales, las épocas más costosas para los usuarios son aquellas en las que precisamente se utilizan más (vacaciones de Semana Santa y los meses entre junio y septiembre). Como ejemplo, la Asociación indica que la AP-7 desde Alicante hasta Cartagena cuesta durante estos períodos hasta un 79,5% más que durante el resto del año. Como sucede entre Málaga y Estepa, en la AP-7, donde la subida en temporada alta puede llegar al 62,6% en comparación con la tarifa habitual.

 

Fuente: El Motor. El País